Aceitunas en salmuera

Aceitunas en salmuera

Aceitunas en salmuera

El olivo era muy preciado por su fruto, la aceituna que era uno de los alimentos básicos de la dieta griega, además de alimento fruto, especialmente es el aceite obtenido de su presión lo que ha sido grandemente valorado por todos estos pueblos mediterráneos como en los días actuales, gracias a la presencia en altas proporciones del ácido oléico, un ácido graso monoinsaturado muy estable a nivel biológico y con muchas cualidades de protección cardiovascular.
El olivo era muy preciado por su fruto, la aceituna que era uno de los alimentos básicos de la dieta griega, además de alimento fruto, especialmente es el aceite obtenido de su presión lo que ha sido grandemente valorado por todos estos pueblos mediterráneos como en los días actuales, gracias a la presencia en altas proporciones del ácido oléico, un ácido graso monoinsaturado muy estable a nivel biológico y con muchas cualidades de protección cardiovascular.
La aceituna fermentada en salmuera de forma tradicional constituye un alimento magnífico a nivel probiótico para mantener la salud intestinal, pero ahora es muy frecuente encontrar aceitunas preparadas para la venta en supermercados y tiendas tradicionales que no tienen estas cualidades, ya que contienen numerosos aditivos entre ellos el glutamato monosódico, un potenciador de sabor con acción adictiva y que actúa como una excitotoxina, su numeración es E-621 y benzoatos como conservantes, entre ellos el E-211, contienen también sulfitos y vinagre, cosa que en una aceituna preparada de forma tradicional no se añade ya que la acidez se produce al ser fermentadas y el ácido producido es el ácido láctico y no el acético presente en el vinagre y que afecta a las bacterias probióticas saludables.

Una aceituna preparada de forma tradicional solo ha de contener : aceitunas, agua, sal y condimentos (ajo y hierbas aromáticas), de otro modo pierde sus cualidades probióticas. Además de una última investigación se nos revela una ventaja más de las aceitunas fermentadas de forma tradicional y es las bacterias presentes en ellas gracias a este proceso eliminan metales del intestino.
Según este estudio de la Universidad de Jaén que ha sido publicados por la revista ‘Scientific Reports’ bajo el título ‘New insights into the role of plasmids from probiotic Lactobacillus pentosus MP-10 in Aloreña table olive brine fermentation’, en el que se revela como gracias a la bacteria ‘Lactobacillus pentosus’ que actúa recubriendo la mucosa del intestino, donde impide que moléculas de arsénico, cadmio o mercurio atraviesen sus paredes y entren al torrente sanguíneo.

Preparar aceitunas en salmuera: el fruto del olivo conservado y fermentado en salmuera es un alimento probiótico típico de los pueblos del mediterráneo.

Aporto una receta que se ha pasado de padres a hijos en un pueblo del Alentejo portugués:
Se ponen en agua las aceitunas enteras sin cortes cubiertas con agua y se dejan tapadas durante un mes en un recipiente de cuello estrecho, ha de ser agua natural sin tratar, y hay que abrir de vez en cuando el recipiente para dejar salir el gas. Poner una señal en la línea que llega el agua. Pasado el mes quitar esa agua y lavar las aceitunas, rellenar hasta esa señal con agua e ir añadiendo sal marina. Para saber la cantidad de sal necesaria poner un huevo y cuando flote sobre el agua con la sal esta será la cantidad necesaria. Quitar el huevo y poner las aceitunas con la sal y dejarlas un mes o más, ahora se pueden añadir hierbas aromáticas al gusto como ajo, laurel, orégano, pimienta, tomillo o ajedrea.

Palmira Pozuelo

Farmacéutica Naturista
https://palmirapozuelo.com

Subscribete a la Newsletter
De Castaños y Castañas

De Castaños y Castañas

De Castaños y Castañas

Tiempo de otoño cercano al tiempo de difuntos, quien no recuerda en estos días regresando a su pueblo para honrar a sus ancestros, esos puestos en los que se asan castañas, que bien ese cucurucho caliente, casi quemándonos las manos, y ese rico sabor ancestral a castañas recién asadas que nos confortan en este tiempo frío.
Se dice que los castaños fueron introducidos en España por los romanos como fuente de alimento, lo usaban para hacer pan para sus tropas y como alimento para sus caballos. Nos da el castaño un fruto de otoño rico en nutrientes y energía, recordemos que hasta que no se descubre América y se traen las patatas, la castaña suponía para la población una fuente rica en hidratos de carbono, de hecho aún quedan reminiscencias de muchos guisos sobre todo en el norte de España que tienen la castaña como base.
Los bosques de castaños poseen una increíble belleza especialmente en este tiempo de otoño donde sus hojas ovaladas y aserradas van cambiando de color hacia los tonos ocres y además es un placer recorrerlos recogiendo además sus ricos frutos envueltos en esas cápsulas espinosas que contienen varias de ellas.

 

El árbol del castaño (Castanea sativa) pertenece a la familia Fagáceas a la que también pertenecen otros árboles como el roble o la encina. Por ser de hoja caduca da bosques ricos en humus y variedad de vegetación. Son árboles de gran porte, altura y belleza pudiendo alcanzar hasta 35 metros de alto. En primavera destacan su flores en amentos erectos de color amarillo que contrastan con el verde intenso de sus hojas.
Del castaño se utiliza la corteza, las hojas y sus frutos las castañas.
El castaño es rico en taninos especialmente en su corteza y en sus hojas de propiedades astringentes que le hacen útil en diarreas para reparar la mucosa intestinal inflamada.
Sus hojas secas en infusión se utilizan también para tratar afecciones respiratorias.
Las castañas también pueden ser utilizadas como remedio medicinal cocidas, como demulcentes para mucosa del estómago irritada en casos de gastritis.
La castaña como fuente de hidratos de carbono es muy interesante ya que tiene un 40% y posee ventajas frente a las patatas, ya que es un alimento muy alcalinizante y muy rico en minerales: magnesio, calcio, fósforo y zinc, además de otros nutrientes como ácido fólico, y por su bajo contenido en grasas (2%) y en sodio la hacen un alimento muy recomendable en hipertensión y patologías cardíacas, así como en personas con un sistema digestivo delicado.

Recetas con Castaño:
Diarrea: Cocción de 30 gr de corteza por 1 litro de agua durante 20 minutos, tomar de dos a tres tazas diarias. También podemos cocer castañas durante una hora hasta formar un puré al que podemos añadir canela, anís verde o hinojo.
Afecciones respiratorias (tos, asma, bronquitis): 4 cucharadas de hojas de castaño secas en infusión. Tomar 3 tazas diarias.
En uso externo la cocción de las hojas (5 cucharadas por litro) nos sirven para hacer gargarismos en caso de aftas o encías sangrantes así como para ayudar a curar heridas.

Leche de castañas: puede ser preparada como otra leche vegetal. Por 200 gramos de castañas crudas naturales remojadas durante una noche, añadimos 500 o 700 ml de agua al día siguiente retirando el líquido anterior del remojado. Triturar en un procesador y colar con tela exprimiendo. Se puede endulzar con sirope de arroz o de arce, con algo de canela o con el agua de haber remojado unos dátiles. Es una leche muy nutritiva y alcalinizante.

 

 

Castaño (Castanea sativa) y Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum)
No confundir el castaño (Castanea sativa) con el Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum familia hippocastanáceas) , árbol originario de los Valcanes y que se utiliza mucho como árbol ornamental, sus frutos son llamados las castañas locas porque no son comestibles, sin embargo tiene usos medicinales interesantes tanto su corteza como sus frutos a nivel venotónico y protector capilar indicados en procesos varicosos y para mejorar la circulación de retorno, debido a sus principales componentes escina (saponina triterpénica) y esculina (flavonoide)
Ambos castaños se utilizan en el sistema florar del Doctor Edward Bach
El castaño (Castanea sativa) nos proporciona el remedio Castaño Dulce ( Sweet chestnut), indicado en estados emocionales relacionados con situaciones de angustia y desesperación. Aporta calma y esperanza.
El Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) : Castaño blanco (White chesnut) o castaño de flores blancas, está indicado en estados emocionales relacionados con situaciones de obsesión o pensamientos obsesivos, llamados también pensamientos carrusel, ayudando a parar la mente.
La variedad de flores rojas del castaño de Indias: es el Castaño rojo (Red Chesnut) en en el sistema floral de Edwar Bach y está indicado en estados emocionales relacionados con la preocupación excesiva por los demás, aportando confianza en el otro.
El brote del castaño de indias, llamado Chestnut bud, estaría indicado para quienes no aprenden de sus errores, ya que el castaño no aprende año tras año a esperar para echar sus nuevos brotes cuando pasen los fríos para no sufrir las heladas. Este remedio aporta atención.

Artículo publicado en la Revista Espacio Humano

Palmira Pozuelo

Farmacéutica Naturista
https://palmirapozuelo.com

Subscribete a la Newsletter
Alquimia y vida en la cocina

Alquimia y vida en la cocina

Alquimia y vida en la cocina

Sin duda es la cocina el lugar de la casa en el que se realizan verdaderos procesos alquímicos, así conseguimos la transformación de los alimentos con procesos de ritmo y de temperatura, utilizamos el vapor, la ebullición, la congelación y el baño maría, que por cierto debe su nombre a María la Judía, una mujer alquimista del siglo 1 que descubrió este procedimiento para aplicar temperaturas más suaves que los 100 grados de la ebullición. También tenemos utensilios y procedimientos en la cocina para pesar y medir, ya que la proporción y la medida son claves para los procesos de elaboración y transformación de las sustancias.
La fermentación es un proceso realmente transmutador donde intervienen microorganismos para transformar la materia, de este modo el pan, alimento base del ser humano, se realiza con la participación de los cuatro elementos: La Tierra, el Agua, el Aire y el Fuego.
El grano del cereal molido y triturado: Elemento Tierra en relación al cuerpo físico del ser humano.
El amasado: incorporamos el elemento Agua en relación al cuerpo vital del ser humano.
El fermentado: incorporamos el elemento aéreo (levaduras fermentan y producen agujeros de gas en la masa) en relación al cuerpo emocional del ser humano.
El horneado: se incorpora el elemento fuego en relación al cuerpo espiritual del ser humano.
Así el pan es un alimento muy especial cuando se realiza respetando estos procesos en tiempos, ritmos y con materias primas de calidad.
“ El pan no es lo que nutre, lo que por el pan nos conforta es la palabra eterna de Dios, es la vida, es el espíritu.” (Ángelus Silesius)
Realmente con esta visión de lo que es nuestra cocina, el laboratorio alquímico de la casa podemos disfrutar transformando los alimentos y generando nueva vida. Es posible que no se pueda tener acceso fácilmente a un huerto para ver crecer la vida, pero en nuestra cocina podemos germinar semillas y de este modo tener multitud de plantas comenzando la vida en un frasco en la cocina y de algún modo participar en este proceso de generar nueva vida vegetal en la naturaleza.
Recomiendo dos tipos de elaboración muy interesantes y saludables y fácilmente realizables: germinados y fermentados. Ya que ambos alimentos son concentrados de vitalidad y concentrados en nutrientes esenciales. Una buena alternativa a la toma de suplementos.

Alfalfa germinada
Los germinados: en una semilla está todo el potencial concentrado que dará lugar al desarrollo de una nueva planta o de un árbol cuando las condiciones de temperatura y humedad son adecuadas. Despertar semillas es un proceso maravilloso y que está a nuestro alcance. Los pueblos más antiguos especialmente los asiáticos recomendaban tomar brotes para llegar a edades longevas y es que los germinados son altamente ricos en enzimas. Se sabe que los recién nacidos y los niños tienen en su organismo una alta cantidad de enzimas y que según vamos envejeciendo estas van disminuyendo. Los enzimas son proteínas que catalizan o ayudan a que se den las reacciones dentro de nuestro organismo. Me agrada mucho la denominación que el Dr. Gabriel Cousens hace de los enzimas que las llama “Vortices de vida” y así es. Los enzimas al ser proteínas se destruyen a los 42 grados de temperatura por ello el Dr. Cousens recomienda una dieta alta en alimentos vivos y crudos.
Los germinados contienen realmente grandes cantidades de enzimas, ya que es una semilla desplegándose hacia la vida. Energéticamente también incorporaríamos a nuestro organismo estas fuerzas energéticas contenidas de la semilla y que en ese momento comienzan a despertarse.
Las semillas además de las enzimas contienen grandes cantidades de Vitaminas: E, C, A (beta Carotenos), y varias del grupo B (B1,B2,B3), vitamina K, Clorofila, Minerales (Calcio, Magnesio, Potasio, Hierro), Oligoelementos: yodo, el zinc, el selenio, el silicio, el cromo y el cobalto.
Germinar semillas es muy sencillo: solo tenemos que reproducir la condiciones de germinación de una semilla que es humedad y oscuridad y temperatura cálida.La primera vez que germiné semilas fueron lentejas y no tenía ningún germinador ni dispositivo especial, las puse en un plato con agua tapadas con una tapa que tenía agujeros, les cambiaba el agua por la mañana y por la noche, y así al tercer o cuarto día comenzaron a germinar. Ahora se encuentran en el mercado frascos germinadores, pero simplemente necesitareis un tarro de vidrio y una tapa que tenga agujeritos o una malla o tela para poder escurrir el esceso de agua, dejar en la cocina en un lugar oscuro o que no le de mucha luz directa. El primer día se cubren con agua, por la noche ya se escurren y así cada día se les cambia el agua y se escurren. Generalmente a los tres o cuatro día suelen comenzar a germinar. Después se lavan escurren y se guardan en el frigorífico en un taper de vidrio. Las semillas más fáciles de germinar son las de alfalfa, lentejas y especialmente son muy interesantes las de las plantas que contienen azufre: como lombarda, puerro, nabo daikon, rábano negro y sobre todo el brécol por ser alto en sulforafano sustancia que activa la detoxificación hepática y especialmente se halla en mayor cantidad en los brotes de brécol que en el brécol.
Los germinados los podemos tomar para enriquecer en nutrientes y vida nuestros platos, especialmente en ensaladas, sobre batidos verdes, sobre patés y canapés, sobre verduras cocinadas, etc.

 

Fermentando zanahoria y brecol
Fermentar alimentos: Tiempo atrás era muy común en las casas realizar fermentados, cuando en otoño y tras la cosecha había un exceso de alimentos y había que conservar para el invierno. Se dice que los chinos que costruyeron la muralla china 2.939 a. C. consumían col fermentada para soportar estos duros trabajos y fue Genghis Khan quien al invadir china trajo este alimento secreto de la fabricación de este alimento hacia Europa.
En los alimentos fermentados las bacterias fermentativas se alimentan de las fibras y azúcares presentes en los vegetales produciendo al fermentar ácido láctico gran protector de la salud intestinal. Para realizarlos se utiliza agua con sal para evitar el crecimiento de otros microorganismos por ello el sabor de estos alimentos es ácido y salado.
Estos alimentos son ricos especialmente en probióticos es decir bacterias fermentativas beneficiosas a nivel intestinal y en la salud de todo el organismo, además de prebióticos es decir fibras beneficiosas de las que se alimentan los probióticos, además contienen enzimas, antioxidantes y vitaminas de las propias verduras y otras producidas por las bacterias fermentativas, especialmente del grupo B, inclusive la B12.
Se elaboran preparando una salmuera: agua a la que le añadimos un 10% de sal marina y añadir las verduras: Para un tarro de ½ litro añadir el agua con la sal y luego añadir las verduras y aplastarlas ligeramente con una maza de madera, ha de quedar bien cubierto con el agua y sal. Tapar el tarro (mejor de tapa hermética con goma) y dejar en un lugar oscuro durante dos semanas. Una vez abierto guardar en el frigorífico. Se puede añadir sobre la ensalada o acompañando a otros platos.
Para comenzar los más fáciles de realizar serán los de hortalizas más duras: raíces como zanahoria o nabo y coles tipo coliflor o brécol en trocitos. Se les puede añadir especias como tomillo, laurel, ajo, cúrcuma o jengibre que contribuirán a su sabor y aportarán sus cualidades nutritivas y medicinales.

Artículo publicado en la Revista Espacio Humano

Palmira Pozuelo

Farmacéutica Naturista
https://palmirapozuelo.com

Subscribete a la Newsletter
Nutrición y Fitoterapia  para proteger el cerebro y el Sistema Nervioso

Nutrición y Fitoterapia para proteger el cerebro y el Sistema Nervioso

El cerebro y el sistema nervioso se comportan como una red de almacén de datos e integración de la información exterior con la interior, sus funciones son vitales y sirven de conexión entre todas las células, la información es una cuestión de inteligencia y de supervivencia. Hoy en día vemos como aumentan las enfermedades neurodegenerativas y como estas aparecen en edades más cada vez más tempranas , todo ello muy relacionado con los hábitos de vida y la dieta de los países desarrollados.

Evitar tóxicos: Nuestro cerebro y tejidos nerviosos son para nuestro organismo una especie de santuario a proteger por lo que tenemos un sistema llamado Barrera hematoencefálica que evita la entrada de sustancias dañinas, sin embargo muchas partículas de carácter pequeño y liposoluble pueden atravesar esta barrera y acumularse y depositarse en cerebro: tal es el caso del mercurio que es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica y también la placentaria. Este mercurio puede provenir de varias fuentes: timerosal conservador presente en algunas vacunas, pescados especialmente los de gran tamaño y amalgamas dentales. El acúmulo de mercurio en nuestro organismo se relaciona con enfermedades como el Alzheimer y el autismo, así como desórdenes de tipo nervioso.

Aditivos tales como es aspartamo o el glutamato tan presentes en la dieta occidental son llamados excitotoxinas o neurotoxinas ya que excitan y matan neuronas, producen alteraciones en el funcionamiento cerebral, tal como constata el Dr. Russell L. Baylock en su libro “Excitotoxinas el sabor que mata”, en el que constata más de 500 referencias científicas que muestran como estos aminoácidos excitativos están causando desórdenes neurológicos serios y la exposición a largo lazo a estos aminoácidos va a dar lugar a muchas alteraciones crónicas, tales como esclerosis múltiple, pérdida de memoria, problemas hormonales, pérdida de la audición, epilepsia, Enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, , desórdenes Neuroendocrinos. Siendo especialmente vulnerables a estas sustancias los niños, las mujeres embarazadas, las personas mayores así como las personas con patologías crónicas.

El glutamato monosódico (E-691) llamado también potenciador de sabor, lo encontraremos en numerosos alimentos: salsas, sopas, snaks, comida precocinada, aceitunas en conserva, en los llamados gusanitos que comen los niños, y se puede decir que hoy en día este aditivo se añade prácticamente a todos los alimentos producidos de forma industrial incluidos muchos alimentos para niños.
El aspartamo (E- 951) se utlliza para dar sabor dulce a los productos llamados “lithg” como sustitutivo del azúcar: lo encontramos en bebidas gaseosas, refrescos, chicles o medicamentos.
Pesticidas y herbicidas también originan daños neurológicos esecialmente por su carácter liposoblible y neurotóxico, varios estudios relacionan el Parkinson con estos productos.
La alternativa pasa por evitar consumir productos precocinados y elegir alimentos frescos y sin transformar ya que así se evitará la presencia de aditivos, además tratar de consumir alimentos de cultivo ecológico ya que además de poseer mayor cantidad de nutrientes han sido cultivados de forma respetuosa con el medioambiente y sin la utilización de estos productos tóxicos.

Cuidado con el alcohol: según el Dr Javier Aizpiri neuropsiquiatra, el alcohol produce daños cognitivos y destruye parte del tejido cerebral especialmente a nivel del lóbulo frontal, sobre todo en jóvenes, ya que su cerebro aún está en proceso de desarrollo y especialmente cuando se ingiere alcohol en grandes cantidades y en muy poco tiempo como en los llamados “botellónes” de fín de semana. Si esto se acompaña de otras sustancias como anfetaminas, cannabis o cocaína el efecto neurotóxico se multiplica. La dieta Mediterránea aconseja tomar una o 2 copas diarias de vino tinto acompañando las comidas. Para que este vino sea de calidad debería ser de origen ecológico, ya que sino va a contener componentes químicos como pesticidas y sulfitos también dañinos para nuestro hígado y tejido nervioso.

Alimentos que perjudican y alimentos que protegen :
Especialmente el azúcar refinado y los alimentos refinados, ya que producen elevaciones de los niveles de glucosa en sangre con la siguiente liberación de insulina y reacción de hipoglucemia, el cerebro necesita niveles de glucemia estables, por lo que se han de evitar los alimentos dulces y refinados, tales como el propio azúcar que se añade a la bebidas como el té, o el café, y los alimentos que lo contienen: bollería, pastelería, chuches, etc. Estos alimentos están situados en el vértice de la pirámide de la dieta Mediterránea por lo que su consumo ha de ser ocasional. Los alimentos refinados tales como arroz blanco, pan blanco, pasta, pizza y harinas refinadas se deberían sustituir por cereales y granos enteros para mantener estable la glucemia. El arroz integral, el pan de trigo espelta, el mijo, la quinóa, la avena son excelentes fuentes de fibra y nutrientes que favorecen nuestra actividad cerebral
Especialmente evitemos tomar un desayuno dulce ya que por la mañana se produce una elevación de cortisol fisiológica con la consiguente elevación de la glucemia, si tomamos un desayuno rico en glucosa se producirá una mayor hiperglucemia con la consiguiente hipoglucemia reaccional, por lo que se recomienda tomar un desayuno rico en glúcidos lentos o bien rico en proteínas y grasas saludables: pan integral de centeno, frutos secos, huevo, aguacate…., nos aportará acidos grasos esenciales y aminoácidos que ayudaran a sintetizar neurotransmisorses para un mejor funcionamiento cerebral.

Grasas saludables:
Disminuyamos las grasas saturadas que contribuyen a formar estructuras más rígidas en nuestro cerebro, membranas celulares mucho menos flexibles que dificultan la actividad de los receptores celulares. Las grasas saturadas están presentes en alimentos de origen animal especialmente en animales terrestres de cuatro patas como cerdo o vaca, en la carne de estos animales y en sus derivados como embutidos o lácteos, es más saludable ingerir grasas poliinsaturadas que proporcionan estructuras cerebrales mucho más fluidas y más funcionales: por ejemplo en productos animales: pescados o aves y en vegetales: semillas y frutos secos sin tostar, que nos aportan ácidos grasos esenciales omega 3 y 6.

Antioxidantes y vitaminas: los ácidos grasos que conforman las estructuras nerviosas y cerebrales necesitan sustancias protectoras que los protejan de la oxidación, estas sustancias están presentes en frutas verduras y hortalizas, en alimentos coloreados: antocianos, flavonoides, carotenos, vitaminas A, C y E, actúan como antioxidantes que nos protegen de los radicales libres que pueden oxidar y dañar las estructuras celulares. Estos nutrientes sin embargo no están presentes en alimentos elaborados, enlatados o precocinados así como en alimentos sometidos en su preparación a altas temperaturas como fritos, asados, barbacoa, mejor tomar alimentos crudos en forma de ensaladas o bien cocinar a la plancha o al vapor.

Fitoterapia de apoyo:
Gingko biloba: sus hojas contienen gran riqueza en antioxidantes que protegen las estructuras cerebrales además protege los vasos sanguíneos y favorece la llegada del oxígeno a través de los pequeños vasos sanguíneos por lo que mejora la microcirculación y llegada de nutrientes a las diversas estructuras cerebrales, se recomienda en casos de enfermedades cerebrovasculares, mala memoria, falta de atención y concentración, Alzheimer, depresión asociada a la edad, etc

El hongo Yamabushitake o Melena de león contiene Hericenonas y vitaminas A, B, C, D y E, y según varios grupos de científicos japoneses favorece la regeneración neuronal de aquellas zonas dañadas por algún accidente cardiovascular. Se toma en forma de extracto, tanto en gotas como en cápsulas y actúa disminuyendo la degeneración cerebral, típica de la Demencia Senil, además detiene la degeneración de las zonas neuronales afectadas por un accidente cardiovascular. Como algunos otros hongos (Shitake, Maitake y Reishi) refuerza nuestro sistema inmunológico.Por lo que el Hongo Yamabushitake puede ayudarnos al llegar a la tercera edad con mayor calidad de vida, ya que por un lado mejora nuestro sistema inmune y por otro ralentiza la degeneración de nuestro sistema nervioso.

Palmira Pozuelo
Farmacéutica
www.alkemila.com

Alimentos y Plantas Medicinales para prevenir el dolor menstrual

Alimentos y Plantas Medicinales para prevenir el dolor menstrual

La dismenorrea o dolor menstrual es el dolor abdominal o pélvico intenso que aparece un poco antes de la menstruación o bien durante la misma, con una duración de alrededor de 24 horas. Un gran número de mujeres presentan este trastorno, alrededor de un 50%, siendo en aproximadamente entre el 1% y el 15% de los casos mucho más severo y es causa de incapacitación laboral, consultas médicas y consumo de medicamentos, especialmente antiinflamatorios y analgésicos.
Recuerdo mi etapa de adolescencia y juventud padeciendo intensamente este problema con fuertes dolores abdominales y migrañas que en ocasiones terminaban con vómitos, acompañando el proceso aparecían en piel y especialmente en la cara procesos de acné. Fue a partir de los 24 años cuando comencé a formarme en el conocimiento de la medicina natural cuando estos síntomas molestos fueron desapareciendo poco a poco. Especialmente cambié mi forma de alimentarme y fui transitando hacia un régimen predominantemente vegetariano, además conecté con el mundo del yoga que me ayudó especialmente con la práctica de algunas asanas.
En mi forma previa de alimentarme estaban presentes lácteos, carnes, dulces y fritos entre otros alimentos saludables eso sí, como legumbres, frutas y verduras. Este tipo de dieta muy habitual por cierto, contiene muchos elementos proinflamatorios que desencadenan las vías internas del organismo que señalizan el dolor y la inflamación.
Fui pues cambiando hacia más alimentos vegetales y sobre todo la inclusión de alimentos integrales, esto mejoró mucho la salud de mi piel y aminoró en una gran medida las molestias menstruales.
También incluí técnicas de la hidroterapia como los baños de asiento fríos durante unos minutos antes de dormir, lo cual mejora la circulación y la descongestión a nivel de la pelvis.
Por ello se de primera mano que se puede regular y equilibrar este proceso si se realizan cambios saludables especialmente a nivel nutricional y apoyando el proceso con plantas medicinales, aromaterapia, práctica de yoga y técnicas de hidroterapia.
A nivel nutricional:
Evitar los alimentos proinflamatorios ricos en ácido araquidónico, ya que van a promover la liberación de prostaglandinas 2, por lo que días antes de la regla se aconseja tomar dietas muy bajas en carne o sin la misma y eliminar los productos lácteos. De este modo se mejoraría el Síndrome premenstrual y la mastopatía fibroquística.
Incluir sin embargo alimentos ricos en magnesio, ya que el magnesio es un mineral relajante y antiespasmódico: aumentar en la dieta las frutas, verduras y alimentos integrales.
Disminuir el consumo de sal, ya que su exceso produce disminución de magnesio mineral clave para disminuir las molestias menstruales.
Ha sido recientemente demostrado que el estrógeno y la progesterona influyen en los niveles de magnesio del cuerpo, lo que ayudaría a explicar porqué este mineral alivia las molestias menstruales, además del dolor menstrual también alivia otros síntomas que acompañan a este proceso como la migraña, la hinchazón o el edema.
Un estudio en 105 mujeres con Síndrome premenstrual severo, demostró que sus niveles de magnesio estaban en un 45% por debajo de las recomendaciones. El magnesio estimula la actividad del enzima Glucuronil transferasa que realiza reacciones de eliminación de exceso de estrógenos a través de la unión con el ácido glucurónico, si hay carencia de magnesio habrá un exceso de estrógenos que no podrán ser eliminados por esta vía.
Por ello también es importante apoyar el funcionamiento hepático que mejorará este proceso.
La carencia de magnesio también produce disminución de dopamina, neurotransmisor que genera sensación de relajamiento, bienestar y disminuye el dolor.
A nivel de ácidos grasos esenciales el magnesio es necesario para la transformación del ácido linolénico en ácido gammalinolénico por la encima delta-6-desaturasa, por lo que si hay carencia de magnesio no se formarán los metabolitos siguientes que llevan a la formación de las Prostaglandinas 1 antiinflamatorias y claves en la regulación del ciclo menstrual. Es interesante pues incluir en la dieta ácidos grasos esenciales omega 6 a través de semillas sin tostar y aceites vírgenes de primera presión como semillas de sésamo, pipas de girasol, pipas de calabaza, semillas de chia o áceite de girasol de primera presión en frío. También los suplementos de aceite de Onagra o de Borraja ricos en ácido gammalinolénico.
Vemos pues la importancia de este mineral que encontraremos en alta concentración en las verduras de hoja muy verde, ricas en clorofila, molécula que lo contiene: espinacas, acelgas, y semillas especialmente el sésamo (351 mg%) , las semillas de girasol (325 mg%)y las almendras (270 mg%). Otra forma interesante de tomar magnesio es a través de los verdes de trigo o de cebada con alto contenido en este mineral, además de los habituales suplementos de magnesio.
Mejorar la función hepática: ayudará a disminuir el dolor menstrual y el SPM: alimentos ricos en compuestos azufrados como los rabanitos, brécol, repollo y otros con sustancias amargas como la alcachofa o la endivia y plantas medicinales como el cardo mariano o el desmodio.
La vitamina B6 es un cofactor que interviene en muchas reacciones junto al magnesio por lo que es importante aportarla a través de alimentos y suplementos. Especialmente ricos en magnesio son los cereales integrales y los frutos secos.
Evitar también el consumo de azúcar e hidratos de carbono refinados, ya que el azúcar aumenta la excreción urinaria de magnesio.
Alcohol: el consumo de alcohol favorece el descenso de glucosa en sangre y agravar la ansiedad por el azúcar, y si se consume azúcar se elimina magnesio. Además el alcohol afecta negativamente al funcionamiento hepático clave para la eliminación del exceso de estrógenos.
Cafeína: las mujeres que consumen grandes cantidades de cafeína tienen más probabilidades de sufrir SPM.
El estrés contribuye a la deficiencia de progesterona y al exceso de estrógenos que inducen déficit de magnesio, por lo que será muy interesante practicar técnicas de relajación como meditación o yoga.

Otros minerales interesantes de aportar para tratar la dismenorrea son el Calcio y el Hierro, también se han comprobado niveles más bajos en mujeres con SPM.
El calcio lo encontramos en verduras de hoja verde y sobre todo en algas.
El hierro lo encontramos en alimentos animales y en vegetales si se consumen junto a vitamina C como por ejemplo en ensaladas. El alga dulce es uno de los alimentos más ricos en hierro (33,1 mg%), siendo interesante su aporte tanto días antes de la menstruación como después por la pérdida de hierro en el sangrado.

Fitoterapia para la dismenorrea:
Hepáticas: desmodio, cardo mariano, alcachofera.
Regulación hormonal: Címífuga racemosa y Sauazquillo o Vitex agnocastus.
Aromaterapia :
Especialmente el aceite esencial de albahaca y el de manzanilla se muestran eficaces para tratar este tipo de dolor espasmódico, se puede utilizar 2 gotas de cada sobre una cucharadita de aceite de oliva y tomar vía oral 2 a cuatro veces al día. También masajear el vientre con una preparación de 5 gotas de cada uno de estos aceites esenciales sobre una cucharada de aceite de oliva.
Otra receta interesante de aromaterapia con aceites esenciales más comunes: aceite esencial de lavanda, romero y menta: mezclar una gota de cada sobre un poco de aceite vegetal (una cucharadita o bien en la mano) y aplicar en zona del abdomen y zona lumbar.

Palmira Pozuelo (Farmacéutica Naturista)
www.alkemila.com

Nutrición y Fitoterapia para la salud de la piel (II)

Nutrición y Fitoterapia para la salud de la piel (II)

Continuamos viendo algunas pautas y recomendaciones para mejorar la salud de la piel, vimos en el número anterior, la importancia de realizar una depuración del organismo, además las claves para la hidratación de la piel, así como procurar tener una alimentación vital y exenta de tóxicos.

Las grasas y la piel: la piel tiene una alta composición en elementos grasos, de ahí la importancia de observar que fuentes de grasas aportamos con nuestra dieta.
Las grasas que proporcionan un estado saludable de la piel son las mono y poliinsaturadas, y se han de evitar las grasas saturadas y grasas trans.
Aceites vírgenes de primera presión en frío como el de oliva, pero además es interesante utilizar otros aceites vírgenes de semillas como el aceite de girasol de primera presión en frío o aceites de semillas de lino o nuez.
Estos aceites son sobre todo ricos en ácidos grasos omega 6 y 3, ácidos grasos esenciales que mejoran la salud de la piel y evitan la aparición de procesos inflamatorios, sequedad, descamación, ezcemas, etc.
El aceite de oliva virgen extra es el más estable al calentamiento por lo que lo podemos utilizar para realizar cocciones o guisos, evitando al máximo las frituras que acaban alterando también este aceite. Los aceites de semillas los podemos utilizar en el aliño de ensaladas y no calentarlos ya que son más inestables a los procesos de calor.
No son recomendables los aceites refinados, ya que se han obtenido a través de procesos de altas temperaturas que alteran los ácidos grasos de los aceites transformándolos en grasas “trans” que no son utilizables bioquímicamente por nuestro organismo y acaban depositándose y originando toxemia interna.
Ejemplos de alimentos ricos en grasas saludables: son las semillas y frutos secos pero sin tostar: sésamo, pipas de girasol, pipas de calabaza, nueces, avellanas, almendras, etc. Frutos como el aguacate que es muy rico además en vitamina E, una vitamina que ejerce una acción antioxidante y protectora sobre la piel.
Si se consumen alimentos de origen animal los que poseen grasas saludables son los pescados ricos en ácidos grasos omega 3, mejor pescados de tamaño pequeño y de pesca libre como sardinas, anchoas, jureles, boquerones, etc.
Los cereales integrales también contienen una grasa benéfica especialmente rica en ácidos grasos omega 6, además de otros nutrientes vitales como vitaminas y minerales, por lo que hemos de evitar los cereales refinados y sus derivados (panes blancos, harinas, arroz blanco, bollería refinada, pasta refinada), ya que estos alimentos son bajos en nutrientes esenciales para el buen estado de la piel.
Remineralizar la piel: minerales y oligoelementos también son necesarios en la dieta diaria para una mejor salud de la piel, especialmente importante es el silicio. El silicio es necesario para la síntesis del colágeno junto con la vitamina C, si hay carencia formaremos un colágeno de peor calidad que tenderá más a la formación de arrugas y flacidez.
El silicio es Indispensable para el buen estado de la piel y el cabello pero además para la salud de los huesos, arterias y articulaciones. Combate el envejecimiento prematuro y el deterioro de articulaciones, arterias y tejidos.

algas

Ensalada de algas

El silicio está presente principalmente en la cubierta de los cereales integrales ( faltando en los refinados ) también lo encontramos en las hortalizas de hoja verde y en los tallos de los vegetales, tubérculos, sandía, calabaza, levadura de cerveza.
Las algas son una fuente completa de minerales y oligoelementos además de productos que favorecen la limpieza intestinal y la depuración del organismo. Incorporar una pequeña cantidad de algas en la dieta diaria mejora nuestro aporte mineral. Por ejemplo alga kombu en los platos de legumbres y caldos de verduras, agar agar en las ensaladas, etc.

Licuado para cuidar la piel: manzana, zanahoria y apio. La manzana y la zanahoria aportan ácidos orgánicos, vitaminas y minerales, el apio es rico en clorofila y posee un efecto diurético y depurativo.
Productos de aplicación externa para la piel: hemos de cuidar la calidad de los cosméticos y para su cuidado es mejor elegir productos que contengan sustancias de origen natural, evitando productos químicos como : perfumes artificiales, conservadores químicos como los parabenes, colorantes, etc, ya que estos productos son los causantes de la mayoría de las alergias que se manifiestan en la piel.
Los vegetales y las Plantas Medicinales son ricas en principios activos protectores y regeneradores de la piel por lo que son ideales para su cuidado.

Plantas Medicinales con acción antiséptica: Son plantas ricas en esencias, como el tomillo, romero, espliego, salvia, etc . Los aceites esenciales que contienen, ejercen una acción antiséptica sobre la piel y además ejercen un efecto tonificante y estimulante, favoreciendo el riego sanguineo y la oxigenación de los tejidos. Indicadas en pieles con impurezas y tendencia acnéica.

Plantas astringentes: Son plantas ricas en taninos, como la rosa, el hamamelis, o la ortiga blanca. Actúan contrayendo los tejidos y disminuyendo el exceso de secreciones o cortando las pequeñas hemorragías. Útiles en pieles grasas y con poros abiertos y dilatados.

Plantas emolientes: Son plantas ricas en mucílagos, como la malva, el llantén, etc . Contienen mucílagos, que por su propiedad de embeber agua, contribuyen a ablandar y suavizar los tejidos inflamados y a mantener la piel hidratada. En pieles secas y sensibles. Protegen e hidratan la piel.

Plantas calmantes: Son plantas ricas en azuleno y otras sustancias similares, como la manzanilla, la milenrama o la caléndula. Ejercen una acción calmante y antiinflamatoria. En pieles sensibles e irritadas.

Mascarilla limpieza y reparación : mezclar harina de avena con infusión de manzanilla, aplicar 10 minutos sobre la piel, limpiar con agua y a continuación aplicar la infusión de manzanilla con unas gotitas de glicerina en forma de toques suaves con un algodón.

Palmira Pozuelo
(Farmacéutica Naturista)
www.alkemila.com
alkemila@gmail.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies