Aceite de Hiperico

Aceite de Hiperico

Esta receta la recoge el médico romano Dioscórides en su materia médica, por lo que debería ser un preparado tradicional elaborado por los antiguos pobladores celtas que habitaban en los pueblos mediterráneos:

Ingredientes:
Sumidades floridas de Hipérico …………………….100 gr
(puntas floridas con hoja y flor)
Aceite de oliva virgen de primera presión en frío:……900 gr

Elaboración:
se recogen 100 gramos de planta fresca (recoger sumidades floridas o puntas floridas) machacar con un mortero y rellenar con ellas un frasco de cristal de 1 litro, cubrir la planta bien con aceite de oliva virgen de primera presión en frío y dejarlo expuesto al sol durante 40 días y 40 noches. Transcurrido este tiempo, el pigmento presente en la planta pasará al aceite y quedará teñido de color rojo sangre. Filtrar con una tela de algodón y exprimir bien. Guardarlo en un frasco de color oscuro protegido de la luz y en un lugar fresco.

Uso:
aplicar en la zona afectada y cubrir o no exponer al sol ya que es fotosensibilizante (atrae la luz).

Indicaciones:
este aceite se utiliza en casos de quemaduras, picaduras de insectos, eczemas, contusiones, eritema de pañal, escoceduras, dolor articular.

Comentarios a la receta:
Ha de utilizarse la planta fresca, ya que sino no se obtendrá el color rojo característico. Se ha de utilizar aceite de oliva de primera presión en frío y ecológico, ya que sería lo más parecido a lo utilizado en aquel tiempo. Los aceites de oliva que no tienen esta calidad, contienen aceite refinado (calidad solo virgen contiene mezcla con aceite refinado), ya que queremos un remedio medicinal para una zona de piel alterada, el aceite de oliva virgen obtenido por primera presión en frío contiene todos los antioxidantes: vitamina E, carotenoides, esteroles, todo ello en la llamada fracción insaponificable del aceite que se pierde con el refinado, y que poseen gran acción reparadora sobre la piel. Si se ha refinado el aceite contendrá pequeñas cantidades de un producto químico llamado hexano que es un disolvente que ayuda a extraer el aceite, y además el aceite ha sido calentado con lo cual se han alterado sus componentes, sino es ecológico puede contener pesticidas que son liposolubles y estarán también en pequeñas cantidades en el aceite.

Esta receta aparece en el libro “Remedios herbales de la antigüedad útiles hoy día” de Palmira Pozuelo.

Agua del Carmen, bebida de Melisa

Agua del Carmen, bebida de Melisa

La Melisa es la base para esta receta del siglo XVII elaborada por los monjes carmelitas para calmar la ansiedad y el nerviosismo.
La receta que realizan los monjes carmelitas se basaba en una destilación alcohólica de melisa principalmente junto con otras hierbas que potenciaban la acción sedante, antiespasmódica y digestiva de la melisa

 

 

 

 

Remedio del siglo XVII

Para realizarla de forma casera podemos utilizar la siguiente receta:

Hojas de melisa 200 gr, preferentemente frescas, sino se pueden utilizar secas, corteza fresca de limón rallada (de origen ecológico) 40 gr, corteza de canela 10 gr, nuez moscada rallada 10 gr, clavo especia 10 gr, Cilantro: 10 gr, raíz de angélica 10 gr, poner todas las plantas en 1 litro de orujo blanco. Macerar durante un mes. Filtrar y tomar a razón de una cucharadita disuelta en un vaso de agua o infusión.
De actividad sedante, digestiva, en alteraciones digestivas debidas a estados nerviosos, antiespasmódica en dolor menstrual y jaquecas.
Esta receta aparece en el libro Remedios Herbales de la antigüedad útiles hoy en día.

Palmira Pozuelo
(Farmacéutica Naturista

Mermelada de madroño

Mermelada de madroño

Entre noviembre y diciembre podemos recoger los frutos de este arbusto que veremos junto con las blancas flores que se convertirán en frutos el próximo año.
Los frutos son ricos en antioxidantes del tipo de los antocianósidos, carotenoides y flavonoides, proporcionan también vitamina C y E, por lo que es un alimento muy adecuado para el invierno pues sus nutrientes nos ayudan a prevenir los procesos infecciosos.

El fruto del madroño, puede consumirse al natural o también puede utilizarlo para la preparación de mermeladas, gelatinas y bebidas.

mermelada2

Recogeremos los madroños y les quitaremos los pedúnculos, después lavar y triturar hasta formar una pasta y añadir la mitad de su peso de azúcar integral o panela.

Añadir el zumo de un limón, calentar durante 30 minutos a fuego moderado en los cinco minutos podemos añadir una o dos cucharaditas de agar en polvo y de este modo nos quedará gelificada la mermelada.

mermeladamadrono mermadrono
Hervir los envases durante 15 minutos procurando que tengan tapa de acero para evitar el recubrimiento de ftalatos.
Envasar y poner los botes bocabajo para generar vacío hasta que se enfríen.

Palmira Pozuelo
(Farmacéutica Naturista)
www.palmirapozuelo.com

Ungüento de Bayas de Laurel

Ungüento de Bayas de Laurel

En estos momentos del año el laurel nos ofrece sus frutos, concretamente el laurel hembra, ya que este arbolito es dioico, es decir que unas plantas de laurel tienen flores masculinas y otras femeninas, y son justo estas últimas las que tras ser fecundadas forman los frutos.

bayasCon las bayas de laurel podemos realizar diferentes recetas muy útiles para nuestro botiquín herbal, ya que son ricas en un aceite con diversos componente medicinales, aquí os dejo una de ellas.

Una receta de la antigüedad a la que llamaban “Ungüentum laurinum

 

INGREDIENTES:
Bayas de laurel frescas machacadas ………….200 gr
Aceite de oliva………………………………..200 gr
Elaboración: macerar la mezcla al baño maría hasta que desaparezca la humedad, durante 45 minutos. Exprímase y cuélese. Envasar en tarros y conservar en lugar fresco y al abrigo de la luz.
Uso: aplicar en forma de masaje en zonas doloridas.
Indicaciones: en casos de reumatismo, dolores ciáticos y dolores cólicos.

unguento2

Comentarios a la receta: Si quisiéramos darle una mayor consistencia se puede añadir una pequeña cantidad de cera de abeja o de manteca de cacao, aproximadamente un 5% del total del peso de la receta.

Esta receta aparece en el libro Remedios Herbales de la antigüedad útiles hoy en día.

Palmira Pozuelo
(Farmacéutica Naturista)

Miel Rosada

Miel Rosada

También llamada Melito de Rosas. Esta receta se elabora con rosas frescas preferentemente de tonos rojizos o rosados , que sean aromáticas y que no hayan estado expuestas a pesticidas.
El momento idóneo para recolectar rosas es en el mes de mayo, donde su floración es más intensa y además como decían los antiguos alquimistas es cuando mayor es el descenso del “Espíritus Mundi “ que a través del rocío se vehiculiza en flores y plantas, diríamos que es el rocío de mayo el que hace florecer a la rosa y desplegar toda su belleza, perfección y armonía.
La rosa contiene taninos de acción astringente y aceite esencial en pequeñas cantidades, posee por ello una acción antiinflamatoria sobre mucosas irritadas en casos de faringitis.

Ingredientes:
Pétalos de rosa…………………………..50 gr
Agua filtrada o mineral………………500 gr
Miel de buena calidad … ……………..c.s.p. (cantidad suficiente)

Elaboración:
Añadir los pétalos de rosa al agua cuando rompa a hervir y dejar reposar durante una noche, unas 8 o 12 horas, a continuación filtrar con una tela de algodón y exprimiendo para obtener todo el contenido líquido. Según el líquido que obtengamos tras colar añadir la misma cantidad en peso de miel de buena calidad. Si utilizamos una miel de romero que suele ser blanca veremos el color rosado en el producto final. Calentamos suavemente y envasaremos en un frasco de vidrio llenándolo hasta arriba. Se puede añadir también el zumo de medio limón, que potenciará su acción y alargará su conservación. Guardar en el frigorífico. Suele conservarse alrededor de 20 días o un mes.

Indicaciones: dolor de garganta, faringitis, para enjuagues bucales en caso de aftas utilizarla diluida. También podemos utilizarla para endulzar otras infusiones.

Uso: tomar tres cucharaditas al día tras las principales comidas o cuando se tenga la garganta irritada por la tos.

Palmira Pozuelo (Farmacéutica Naturista)

Gel de Aloe

Gel de Aloe

Ingredientes:
Gel extraído de hoja fresca de Aloe………..50 gr.
Glicerina………………………………………50 gr.

Elaboración: separamos el gel de aloe con cuidado de modo que obtengamos solo el gel transparente, lo licuamos con batidora y colamos con un colador, caerá lentamente el gel y recogemos en un recipiente, pesamos el gel de aloe obtenido y lo mezclamos con una cantidad igual de glicerina. De este modo queda conservado y podemos aplicarlo sobre la piel cuando lo necesitemos. Lo guardaremos en envase oscuro de vidrio y en un lugar fresco y seco.
El gel de aloe se conserva mal debido a su riqueza en agua y nutrientes, por lo que se ha de utilizar en fresco recién obtenido de la hoja o bien cortar la hoja y guardar unos días en el frigorífico para utilizarla.
Podemos también separar el gel de aloe y congelarlo, si lo cortamos en pequeños trocitos alargados serán unos excelentes supositorios para tratar hemorroides.

Uso: aplicar el gel de aloe sobre zonas de la piel irritadas o inflamadas. Se puede añadir sobre una crema o champú para incrementar su efecto calmante.
Indicaciones: quemaduras, escoceduras, eccemas, picaduras de insectos, heridas superficiales, erupciones, procesos en los que contribuye a acelerar el proceso de restauración celular.

Esta receta aparece publicada en el libro “Remedios Herbales de la antigüedad, útiles hoy en día” de Palmira Pozuelo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies