Tiempo de otoño cercano al tiempo de difuntos, quien no recuerda en estos días regresando a su pueblo para honrar a sus ancestros, esos puestos en los que se asan castañas, que bien ese cucurucho caliente, casi quemándonos las manos, y ese rico sabor ancestral a castañas recién asadas que nos confortan en este tiempo frío.
Se dice que los castaños fueron introducidos en España por los romanos como fuente de alimento, lo usaban para hacer pan para sus tropas y como alimento para sus caballos. Nos da el castaño un fruto de otoño rico en nutrientes y energía, recordemos que hasta que no se descubre América y se traen las patatas, la castaña suponía para la población una fuente rica en hidratos de carbono, de hecho aún quedan reminiscencias de muchos guisos sobre todo en el norte de España que tienen la castaña como base.
Los bosques de castaños poseen una increíble belleza especialmente en este tiempo de otoño donde sus hojas ovaladas y aserradas van cambiando de color hacia los tonos ocres y además es un placer recorrerlos recogiendo además sus ricos frutos envueltos en esas cápsulas espinosas que contienen varias de ellas.

 

El árbol del castaño (Castanea sativa) pertenece a la familia Fagáceas a la que también pertenecen otros árboles como el roble o la encina. Por ser de hoja caduca da bosques ricos en humus y variedad de vegetación. Son árboles de gran porte, altura y belleza pudiendo alcanzar hasta 35 metros de alto. En primavera destacan su flores en amentos erectos de color amarillo que contrastan con el verde intenso de sus hojas.
Del castaño se utiliza la corteza, las hojas y sus frutos las castañas.
El castaño es rico en taninos especialmente en su corteza y en sus hojas de propiedades astringentes que le hacen útil en diarreas para reparar la mucosa intestinal inflamada.
Sus hojas secas en infusión se utilizan también para tratar afecciones respiratorias.
Las castañas también pueden ser utilizadas como remedio medicinal cocidas, como demulcentes para mucosa del estómago irritada en casos de gastritis.
La castaña como fuente de hidratos de carbono es muy interesante ya que tiene un 40% y posee ventajas frente a las patatas, ya que es un alimento muy alcalinizante y muy rico en minerales: magnesio, calcio, fósforo y zinc, además de otros nutrientes como ácido fólico, y por su bajo contenido en grasas (2%) y en sodio la hacen un alimento muy recomendable en hipertensión y patologías cardíacas, así como en personas con un sistema digestivo delicado.

Recetas con Castaño:
Diarrea: Cocción de 30 gr de corteza por 1 litro de agua durante 20 minutos, tomar de dos a tres tazas diarias. También podemos cocer castañas durante una hora hasta formar un puré al que podemos añadir canela, anís verde o hinojo.
Afecciones respiratorias (tos, asma, bronquitis): 4 cucharadas de hojas de castaño secas en infusión. Tomar 3 tazas diarias.
En uso externo la cocción de las hojas (5 cucharadas por litro) nos sirven para hacer gargarismos en caso de aftas o encías sangrantes así como para ayudar a curar heridas.

Leche de castañas: puede ser preparada como otra leche vegetal. Por 200 gramos de castañas crudas naturales remojadas durante una noche, añadimos 500 o 700 ml de agua al día siguiente retirando el líquido anterior del remojado. Triturar en un procesador y colar con tela exprimiendo. Se puede endulzar con sirope de arroz o de arce, con algo de canela o con el agua de haber remojado unos dátiles. Es una leche muy nutritiva y alcalinizante.

 

 

Castaño (Castanea sativa) y Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum)
No confundir el castaño (Castanea sativa) con el Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum familia hippocastanáceas) , árbol originario de los Valcanes y que se utiliza mucho como árbol ornamental, sus frutos son llamados las castañas locas porque no son comestibles, sin embargo tiene usos medicinales interesantes tanto su corteza como sus frutos a nivel venotónico y protector capilar indicados en procesos varicosos y para mejorar la circulación de retorno, debido a sus principales componentes escina (saponina triterpénica) y esculina (flavonoide)
Ambos castaños se utilizan en el sistema florar del Doctor Edward Bach
El castaño (Castanea sativa) nos proporciona el remedio Castaño Dulce ( Sweet chestnut), indicado en estados emocionales relacionados con situaciones de angustia y desesperación. Aporta calma y esperanza.
El Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) : Castaño blanco (White chesnut) o castaño de flores blancas, está indicado en estados emocionales relacionados con situaciones de obsesión o pensamientos obsesivos, llamados también pensamientos carrusel, ayudando a parar la mente.
La variedad de flores rojas del castaño de Indias: es el Castaño rojo (Red Chesnut) en en el sistema floral de Edwar Bach y está indicado en estados emocionales relacionados con la preocupación excesiva por los demás, aportando confianza en el otro.
El brote del castaño de indias, llamado Chestnut bud, estaría indicado para quienes no aprenden de sus errores, ya que el castaño no aprende año tras año a esperar para echar sus nuevos brotes cuando pasen los fríos para no sufrir las heladas. Este remedio aporta atención.

Artículo publicado en la Revista Espacio Humano

Palmira Pozuelo

Farmacéutica Naturista
https://palmirapozuelo.com

Subscribete a la Newsletter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Compartir

Compártelo con tus amigos